abril 18

Como usuario de ambos sistemas operativos es inevitable que me vea involucrado en el debate sin fin acerca de las buenas cualidades de uno u otro. Realmente rara vez encuentro a alguien que piense que el primero de ellos tenga alguna buena cualidad, a pesar de que la mayoría de personas que atacan a Microsoft sin tregua, usamos sus productos en mayor o menor medida (¿menuda ironía, no?). Así que me apetece dar mi opinión al respecto.En ningún momento pierdo de vista el hecho de que los lectores de este pequeño blog tienen unos conocimientos de informática bastante más elevados que un usuario medio. Bajo mi punto de vista, un usuario medio es aquel que usa principalmente aplicaciones de uso ofimática y otras relacionadas con Internet desconociendo la mayoría de aspectos de configuración del hardware y software que posee ya que no le es necesario tal conocimiento. Lo que digo a continuación se refiere principalmente a este usuario medio y al mundo de sobremesa y no a servidores, máquinas de alto nivel o usuarios avanzados.

Ciertamente, está muy de moda decir lo malo que es Windows y lo bueno que es Linux. Es impactante la cantidad de gente que te suelta eso, venga a colación o no, tras lo cual sienten una especie de satisfacción personal porque, yo todavía no lo he comprendido muy bien, al parecer diciendo eso uno deja ver sus conocimientos de informática y queda muy claro que no es alguien cualquiera.

Este escrito va de lo que Windows y Linux son y no son y pretendiendo huir del fanatismo de algunos de los fans de Linux. En absoluto pretendo decir que Microsoft sea una empresa ejemplar ni que Linux no sea un sistema operativo perfecto. La sospecha de que Microsoft emplea tácticas empresariales de competencia desleal y también se ha aprovechado en momentos determinados de tecnología perteneciente a otras empresas es un asunto de los tribunales en mi opinión. Personalmente prefiero centrarme en la parte tecnológica y dejar que los organismos competentes en lo que sea legal o no decidan ese aspecto, y podrán descargarlo en formato .doc (aceptable para OpenOffice en versiones d Linux y Windows) en este vinculo