junio 21

Hay una importancia inmensurable en ser un buen Papá. Un Papá, en los ojos de un niño toma el rol de un héroe, un profesor, un amigo, un líder, y el más cercano amor de su preciada madre.

Para un niño, el conocimiento de un papá es sagrado e in-paralelo a cualquier otro individuo.

Depende de cada uno de nosotros, como papás, de pasarles nuestro conocimiento, experiencias, y sabiduría a nuestros hijos. Es especialmente crucial que no les pasemos las viejas ignorancias.

Lo que instilemos en nuestros hijos será la base en la cual ellos instruirán su futuro.

Piensa, por un momento, acerca del futuro de tu hijo… piensa en donde tú visualices lo que será de tu hijo en 20 años… ¿Qué clase de persona será? ¿Qué es, lo que aprendieron de ti? ¿Qué es lo que les difundiste? ¿Qué es lo que no le has difundido que te gustaría que tu hijo aprendiera?

Hoy es un nuevo día. Cada día que despertamos como papás es otra oportunidad de hacer lo que es correcto. Cada día es otra oportunidad para afectar a nuestros hijos positivamente y al hacerlo, mejoramos nuestro mundo.

Así que no solamente te deseo un Feliz Día Del Padre pero también te desafío a que seas el mejor papá que puedas ser.

No sólo lo lleves a cabo – dedícate a ser un buen papá con tanta pasión que inspires a otros que hagan lo mismo.

Establece un estándar.

¡Hazlo hoy!