septiembre 2
Camine el dia de hoy sin poner atencion al resto del mundo, no hay nada en especial que me llamara la atención, solo quiero estar con mi dolor. Quiero sentarme sobre una vieja hamaca a la orilla del mar, mirándocon fuerza, imaginando el rostro de toda mi gente.

Mis ojos han sido testigos de poesia, musica, se han enamorado, se han decepcionado, han aprendido y se han llenado de imagenes, pero hoy huelen a muerte, con un fuerte olor que me asfixia y me tumba; ahora solo veo imagenes con manos llenas de sangre, abusos e iniquidad.

Esta monotonia me esta tiene al filo de la navaja, que en otras ocasiones siento que entra hasta la medula del hueso y parte el alma. ¿Hasta donde he vivido ahora?, muchas veces pensé que ya ha sido demasiado! Muchas otras convencido de que aun no empiezo a vivir, solamente existo. Ciertamente he vivido! he vivido muchos cuentos, cuentos ajenos.

Ese nauseabundo olor a sangre, ese alucinatorio olor a sangre, que me atrapa y me da vueltas hasta convertirse en hedor profundo y sistémico. Hoy dia mi alma se debate en la idea de si vivo o muero, si soy luz o sombra …una blanca y levitante sombra detrás de la vida, persiguiendo a sus fantasmas, a sus ojos de terror y entrega. Persiguiendo las muertes en mis manos, en mis simbólicos síntomas de ansiedad, hasta que encuentre la causa, hasta entender ese nudo de borromeo que me empeño en ocultar.

Quien sabe, tal vez MAÑANA lo averigue