enero 1
Pensarás en mí como lo hago yo por ti, clavado en tu incrédula mirada de contemplación que comienza a alzar un mundo que extiende las alas volando en tu voz.

Y hoy que veo encender la luna en su más brillante punto te quiero confiar que esta noche vengo a darte mi canción de amor que insistió en empezar aun sin saber como terminara.

Muy temprano he sentido tu mano y la risa nos vuelve a pasar de encontrarnos festejando la aventura que nos invadió. Y aunque a veces no confías en mí necesitas saber que se puede intentar antes de que vuelva a escapar.

El recuerdo de tu beso, imperdonable, vuelve a atarme a tu quehacer de sujetarme a tu boca con el gusto tibio y dulce de tu sed. No hace poco que te observo y te noté el amor solo oyéndote hablar y que navega en tus ojos un aviso personal y me llena la noche y me atrapas como haría una ventana de luz que ha bañado esta luna temprana se aclaran las noches y apareces tú.

Pensarás en mí como yo hago esta noche que la luna cuelga en un cristal y en mi mente se remonta tu ventana y se resiste para regresar.

Pensarás tú en mí así como de inevitablemente estoy pensando en ti, y en la sola coincidencia que esta luna en sabado te remita a mí. Hace mucho que me encuentro hallando en todo una señal que termina conduciendo a donde estás y que pueblas mi mente de vueltas como haría una mañana de luz cuando llenas de sol las semanas y a entregas tempranas me amaneces tú.

Pensarás en mí como hago yo lo hago en ti